COMO NOS ENGAÑARON, ENCARRILANDO A LAS OVEJAS DISCOLAS